Sígueme en twitter

martes, 17 de marzo de 2015

"El pasado tan sólo es una contractura en el cuello"


¿Cuántas veces hemos arrastrado una sombra y nunca hemos tenido el valor de llamarlo pasado?

Entiendo que es difícil admitir que la piel, a veces, se encuentra en carne viva. Pero soy de las que pienso que es mejor amar la herida. Aceptarla. Salir de fiesta con esa tristeza de equipaje.
Tenemos la mala costumbre de salir huyendo.
No quiero dar lecciones a nadie, pero si de algo puedo licenciarme, es en la carrera de todas aquellas cosas que dejé a medias. No sé si por miedo a perder, o tal vez por miedo a ganar.
El triunfo puede llegar a ser una copa muy fría.
Soy de esas que se bebe todo a tragos largos, porque la ansiedad me pega fuerte en los huesos, y fumar no me llena, comer no me sacia, dormir no me hace tener la mente más despejada.
Un día, hace bastante tiempo; me pregunté como sería ser feliz.
Como sería desenredar las dudas de mi eterna coleta, abandonar el terror de la soledad y el fracaso.
No sé si soy una fracasada o una emprendedora. Pero sí puedo afirmar que lucho, peleo con todas mis fuerzas contra todo aquello que ha venido y que está por llegar.
Por eso te digo, a ti que puede que me estés leyendo: pelea.
Date de hostias con cada minuto que pasa, con cada recuerdo que te hace llorar y con cada sueño que te emociona.
No dejes ni un segundo en hacer planes con tu yo más sincero.
Está claro que las heridas pesan,
pero el pasado tan sólo es una contractura en el cuello.
Permíteme decirte que eres perfect@, que eres brillante, nadie jamás tendrá la luz que sale de tu sonrisa y de tus ojos, cuando te sientes felizmente acojonad@ por todo aquello que está apunto de suceder.


Vamos valiente, échale un pulso al destino.

Icarpena


2 comentarios:

  1. Me encanta.
    Creo que ahora ya se que leer cuando el pasado me vuelva a echar un pulso y parezca estarlo ganando.

    Me quedo por aquí, para leerte más.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Necesitaba leer hoy algo así, porque iba de camino a hacer una entrada deprimente en mi blog, pero me he topado con tus palabras de aliento, y creo que escucharé un par de canciones alegres más, me tatuaré tu mensaje a fuego, y pasaré página a los malos pensamientos.

    Gracias, de verdad.

    ¡Por la pelea!

    Besos

    ResponderEliminar

Reminiscencias

Mariposas