Sígueme en twitter

lunes, 6 de octubre de 2014

"Despedida"


Todo lo que hacíamos era lavarnos las manos,
echar tierra en la cama vacía.
Abrigar la culpa con las flores de un jardín
que nunca existió.
Acunar sentimientos fugaces,
sin mirar a las estrellas.

Dejamos caer la noche en el paredón,
para entregarnos al suelo con espinas.
Nos arrodillamos para mirarnos de frente,
dejando atrás un invierno de carnavales.

Tú me agarraste el corazón
deshaciendo el camino que había tomado.
Yo me hice con tu piel una bufanda para mis recuerdos.

Decidimos no fluir,
coagular la sangre en el momento.
Mientras me matabas en silencio,
diciendo adiós con la boca manchada de olvido.


@Icarpena

2 comentarios:

  1. "Decidimos no fluir,
    coagular la sangre en el momento"
    Genial.
    Las despedidas se clavan tan hondo que acabas agonizando por la hemorragia.

    Miss Carrousel

    ResponderEliminar
  2. Me pregunto si en algún momento esas heridas por las despedidas llegan a desaparecer, o por el contrario se quedan arraigadas a nuestra piel como las raíces de un árbol.

    Un besito

    ResponderEliminar

Reminiscencias

Mariposas