Sígueme en twitter

miércoles, 17 de septiembre de 2014

"Amaneceres"

Estabas tan bonita hoy,
sucia entre mis brazos.
Besando la idea de quererte,
multiplicando los orgamos.
Enredando las batallas en tu cuerpo,
amaneciéndome por tu habitación.
Prendida de tus dientes,
bailándote sin razón.
Me gusta sumergirme en tu saliva,
hacer sudokus en tu lengua.
Resolver crucigramas en tu boca para ganarme el beso,
ese trofeo tuyo de sirena.
Y que me cantes con silbidos mientras te relajas en mi pecho,
penetrando yo la salvaje melena que te desborda.


Así tú,
tan de nadie,
como lo soy yo.

Y naciendo en ti a mares.

lunes, 1 de septiembre de 2014

"Meditando"


Tengo la cama llena de sentimientos 
y me arropo con lo vivido.
No me acuerdo del recuerdo de besarte
entre las piernas.
Colecciono más ausencia de memoria
que el calor que había en tu inocencia.

No me pesan las heridas ni los desengaños,
puede que el valor de todos estos años
me hayan ayudado a vestir como un extraña.

Abanico la presencia con la magia de sentirme renovada,
maquillando esta máscara de payasa malhumorada.

Triste, abandonada, sin circo y sus enanos.
Caminando por la cuerda floja que se asoma
entre tus labios.

Como un lobo me despierto con las garras en la almohada,
aullando a una luna de acuarela que se dibuja entre
mis grietas.
Arrecifes de esperanza que me pueblan las costillas,
me bucea por las venas un adiós,
es de infarto esta despedida.

Y con todo juego,
pero nada gano.
Está la suerte traficando con engaños.
Sin más peldaños que subir en esta escalera.
Enterrándome a mí misma,
soy tu calavera.

El problema no es amarte,
el problema es que no existo.
La cuestión no es pensarte,
la cuestión es que me incito.
Y si me invito a no olvidarte,
volveré a leer esto que me he escrito.

Sin más principios en esta causa del destino.

No serás mi cárcel,
no seré tu mendigo.


Icarpena

Reminiscencias

Mariposas