Sígueme en twitter

jueves, 7 de agosto de 2014

"Terrores nocturnos"


Dudo de mí,
como dudan los amantes en besarse.
Cómo van a besar la boca 
cuando la saliva ya tiene dueño.

Pero no tienen miedo a entregarse,
porque la piel no tiene precio.

Y yo dudo de mí,
tengo miedo de encontrarme cuando más me pierdo.

Me digo, 
el camino es metáfora,
el futuro nunca juzgará las malas decisiones.

Los amantes no dudan cuando se hacen infinitos.
Pero sé cual es la finitud,
he visto la soledad de quien engaña a la memoria.

Y vuelvo a dudar de mi metáfora, 
porque tal vez la metáfora es que no es cuestión de camino,
sino de caminar.

Siento miedo de la inmensidad.

Soy tan pequeña en esta historia.

Y vuelvo a pensar en los amantes que se van,
cargando su desnudez en una oscuridad.

Ahí es cuando comprendo mi terror:

Solamente soy una sombra más.


5 comentarios:

  1. Ese miedo a lo desconocido de un futuro incierto, es lo que hace que todo parezca demasiado grande para nuestros pies, o para nuestras metas. Pero creo que no hay que mirar tan lejos…

    El horizonte es el objetivo, pero antes podemos marcarnos unas cuantas etapas para no desmotivarnos antes de tiempo.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Increíble. Me has hecho temblar. En serio, es maravilloso lo que escribes.

    ResponderEliminar
  3. Señorita, le he nominado a un fantástico premio en mi blog, pásese cuando guste ;)

    ResponderEliminar
  4. Una sombra aterrada y que solo busca un poco más de valentía. Aunque aún no sabe que pronto la encontrará.

    Miss Carrousel

    ResponderEliminar
  5. Bellísimas palabras.
    Enhorabuena por tu blog y por tus mariposas.
    Una inconsciente trapecita te recibe con los brazos bien abiertos. http://inconscientetrapecistadelasmentes.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Reminiscencias

Mariposas