Sígueme en twitter

miércoles, 6 de agosto de 2014

"Del amor al odio"


Está muriendo el tiempo
y en el salón se acumulan los insectos.
Nos avisan de que no hay paz,
que no apostemos por un alto el fuego.

Pero hay más balas en tu boca que dientes.

Me dices que la vida es un juego en el sol
cuando vivo enamorada de la luna.

Me abriga la noche
y me escondo en mis sueños.
Soy feliz fumándome todas las colillas.

Mientras tú sigues ahí,
como un soldado arrinconado en su trinchera.
En tu submarino de orgullo,
exigiendo el oxígeno que nunca has podido
respirar.

Yo te quiero saludar
pero me cierras la escotilla.
Sé que tu alma no tiene ventanas,
sin embargo están oxidados los cerrojos.

Yo te ofrezco mi mar,
tú aspiras a un océano que no existe.
Y ni siquiera sabes nadar.
Pero eres feliz ahogándote,
ahogándonos.
Cuando la vida te invita a bucear.

Sé que no eres tú,
pero tampoco soy yo.
No voy a regalarte el agua cuando
lo tuyo nunca ha sido sed.

No hay peor hambre que sentirse lleno 
de nada.
Y más que nada,
es lo que somos.

Sin saco no hay avaricia que romper.

Y ya no nos quedan tantos huesos.

@Icarpena

1 comentario:

  1. Jo-der, qué perfecto. Me ha gustado de principio a fin.

    Orgullo, a veces destruye más de lo que pretende salvar (la dignidad). Y eso, del amor al odio sólo hay un paso.

    Besos

    ResponderEliminar

Reminiscencias

Mariposas