Sígueme en twitter

domingo, 25 de mayo de 2014

"Introspección"


He manchado el tiempo con la pesadilla
de mi vida.
Esa que la noche se bebe
y el silencio se fuma.
Puede que el humo ahogue la falsa realidad
que en mi pecho añoro.

Es difícil perseguir el camino que me guíe 
hacia mí misma.

Pronunciar la palabra sueño,
es el trabalenguas infinito condenado
desde la infancia.
Un castillo de cristal con el trono en llamas.
Habitado por un ejercito de fantasmas
que se visten con mi voz.

Siendo el futuro como un cuento chino
que se traduce a la lengua del fracaso.

Dónde sólo existe la oportunidad que tú te das,
la confianza de existir más allá de las mentiras.


@Icarpena

martes, 6 de mayo de 2014

"¿Qué vale una rosa?"

¿Qué vale una rosa?
Un cigarro y sus espinas.
El humo persiguiendo el adiós
que recorre tus costillas.

Te debo una canción,
me dices.
Y tú me debes mis desvelos.
Las noches en el paredón,
el insomnio y sus duelos.

Hoy lleva mi sueño tu rubor,
la marca de tus labios es un dilema.
No sé si se llama corazón,
la cicatriz que lleva tu lengua.
Me besas y me pides perdón,
hay palabras que no pesan.
El diccionario de tu voz,
es un eco que se aleja.

Cuando ríes,
todo es lluvia.
Cuando lloras,
sólo es niebla.

Y tiembla el mar con tus abrazos.

Nunca digas beso,
si en tu boca todo arde. 

@Icarpena

viernes, 2 de mayo de 2014

"Madre"


Yo cuidaré tus pies.
Gracias a ellos,
a mi boca nunca le ha faltado comida.
Cuidaré de tus manos.
Tantas heridas han cerrado,
tantas lágrimas han secado.
Y me han protegido,
me han arropado.
Han vestido el cuerpo que ahora soy
y la inteligencia por la que vivo.
Me han dado una segunda oportunidad,
han confiado en todo aquello que escribo.

Cuidaré de tus ojos,
cuando estén cansados.
Tú me enseñaste a ver la vida,
a través de los tuyos.
Yo te prometo el futuro,
a través de los míos.
Cuando el mundo te pese,
y te fallen las piernas.
En mi espalda te cobijaré,
en mis hombros anidaré tu tiempo.
Para darte aire cuando no respires.
Para derrumbar murallas,
cuando no te recuerdes.

Yo cuidaré de tu cuerpo.
Que no sólo es carne,
tampoco hueso.
Es el cielo que tú me das.

Y yo por ti,
me siento estrella.

@Icarpena

Reminiscencias

Mariposas