Sígueme en twitter

jueves, 13 de marzo de 2014

"Eco"

Teníamos tanto tiempo para olvidarnos,
que olvidamos el por qué de tanto olvido.

Lo vivido es un juego que no acaba,
tú y yo como piezas que no avanzan.
Siempre buscando la salida,
esa meta que nunca nos llegaba.
El toque de queda en las casillas,
medianoche para siempre en el salón
.
Las batallas por amor son más épicas,
somos un tablero de ajedrez que se incendia.
Tú huyendo sin juzgar las elecciones,
yo muriendo con tu jaque en indiferencia.
El mate es el dolor por los recuerdos,
mi sonrisa nunca conquistó a tu peón.

Y buscando el empate con tu orgullo,
encontré una escalera en mi corazón.
Que me eleva a la verdad más exacta
y me permite pedirme perdón.

Lo vivido es un juego que no acaba,
olvidamos el por qué de tanto olvido.
Teníamos tanto tiempo para olvidarnos
que nos convertimos en piezas que no avanzan.

Y qué más da, me digo,
el tiempo se pudre en la memoria.
Puede que tú y yo seamos historia,
en aquellos libros que nunca escribimos.
Y que tal vez vibren en esa biblioteca
que sobrevive a las ruinas de nuestro eco.

Porque tú y yo fuimos eco.
Porque tú y yo fuimos eco.
Porque tú y yo fuimos eco...

@Icarpena


miércoles, 5 de marzo de 2014

" "


He perdido el billete para
viajar al universo de tus pestañas.

Pero no tengo miedo.

Te esperaré aquí,
tejiendo sola mis telarañas.
Sé que el tiempo es una araña
que trepa por mis entrañas,
no tiene piedad y no me engaña,
lo único gratuito es el silencio.

Porque todo tiene un precio,
por ejemplo,
escalar en tu espalda.
Por ejemplo,
sentirme a salvo en tu mirada.

Mientras tú no salvas nada.

Tan sólo repartes propaganda,
salvavidas de papel,
así llamo yo a tus cartas.

Dinamita del ayer,
tus palabras sobre mi almohada.

Porque sólo me siento libre cuando duermo,
no cuando sueño.
No puede ser lo mismo,
si mientras uno me rescata
otro me está hundiendo.

Si al cerrar los ojos,
puedo sentir que estoy volando.

Sin la necesidad de saber que voy a caer,
que mis alas son los restos de tus abrazos.

Que en el fondo del abismo
hay un vacío que me está esperando.

Y tal vez no seas tú.
Es tu espejismo.

La esencia de tu presencia,
que sobrevive a mi memoria.

Por eso me veo así,
tejiendo este soliloquio en verso.

Dedicándote el humo de aquel tren que silbó,
la lágrima de esa chica que nunca pudo
decir adiós.
@Icarpena

Reminiscencias

Mariposas